Inteligencia de Negocios Tecnologías de Información

¿Qué es más importante en BI, la tecnología o el capital humano?

Cuando hablamos de inteligencia de negocios (BI), lo entendemos como un conjunto de estrategias y aspectos relevantes enfocados en el manejo y creación de conocimiento a través del análisis adecuado de los datos existentes en una organización. Bajo esta definición, la tecnología no se encuentra presente, lo cual indica que se trata de un concepto más allá del medio donde se desarrolle y despliegue; el cuál puede funcionar en una hoja de papel, en un archivo Excel o en una herramienta sofisticada. Lo más importante aquí es la analítica que se aplica, que agrega valor a los resultados y que permite tomar mejores decisiones en la compañía.

Si ésta es la premisa, entonces porqué muchas veces cuando emprendemos un proyecto BI nos preocupamos más en la tecnología que se usará para desplegarlo que en la analítica aplicada, dándole todo el valor y atribuyendo el éxito o fracaso de la solución BI a la herramienta que elegimos. Es en este punto, donde se desprenden muchos temas en discusión; sin embargo uno muy importante corresponde a que hoy en día estamos acostumbrados a que la tecnología haga la mayor parte de las cosas por nosotros, lo cual nos desprende de ciertas actividades y nos da tiempo para hacer muchas otras; sin embargo el análisis que uno realiza en un área de negocio de una compañía no podemos dejarlo sólo a la tecnología, sino es tarea de todos los colaboradores de la compañía que analizan diariamente los resultados de negocio.

Muchas veces podemos encontrar herramientas de cualquier tipo que generalizan la analítica y ofrecen paquetes de software incluyendo el tablero de control preparado para cierta área de negocio incluso segmentada por tipo de negocio, lo cual es un resultado de las mejores prácticas de las áreas del mismo tipo de negocio en compañías de todo el mundo. Todo suena muy bonito; las mejores prácticas en todo campo siempre son muy útiles; sin embargo nos olvidamos que cada compañía es única, con sus propias políticas, procedimientos y excepciones y, a pesar que todas tengan un área comercial, contable o logística; cada una tiene cierta particularidad que depende del propio negocio, convirtiendo a las soluciones estándares en una contribución de un porcentaje de la analítica que se puede lograr; un porcentaje que puede servir como un pequeño punto de partida, sin pretender que sea el total de la solución ni que después de aplicarse no haya más que hacer.

El trabajo está en tener claridad y visión de lo que se requiere analizar; no es necesariamente copiar lo que se hizo en otra empresa, sino entender cómo funciona el negocio, cuáles son los objetivos de la compañía y qué es lo que se necesita analizar para ayudar a tomar decisiones más oportunas y apropiadas alineadas a los objetivos del negocio. Los especialistas en BI, no necesariamente son especialistas en analítica; muchas veces son especialistas en el uso de una herramienta analítica; sin embargo la experiencia en distintas empresas les da una perspectiva más amplia y general de lo que puede necesitar analizar un área de negocio. Los especialistas en BI deben tener el conocimiento de las técnicas utilizadas en análisis, matemática, estadística, entre otros conceptos manejados hoy en día, además de la experiencia lograda en el trabajo analítico en distintas empresas del rubro, a nivel nacional o internacional; sin embargo no esperemos que nos den una solución totalmente completa de análisis que puede emplear un área de negocio; ya que las compañías van evolucionando en el tiempo en la forma de manejo de sus procesos, procedimientos y estrategias. Entonces, tengamos claro que las soluciones BI nos darán un alto porcentaje de análisis en el momento que se desarrollen, dando la posibilidad de desprender un conjunto adicional de análisis a demanda cada día.

De esta manera, el capital humano necesario en el desarrollo de una solución BI estará formado por todas aquellas personas que puedan aportar conocimiento del área o proceso de negocio y técnicas analíticas; entendiendo que el contratar especialistas externos de BI o soluciones pre fabricadas, no quiere decir que el tiempo de análisis del proyecto tenga que ser evitado o altamente reducido.

Por otro lado, las plataformas tecnológicas nos ayudan a que el proceso de desarrollo y despliegue sea mucho más rápido y confiable, con un conjunto de características que ayuden a los usuarios finales a analizar los resultados de una manera más intuitiva. Existen distintas plataformas de BI en el mercado pero ¿cuál debemos elegir?, talvés aquélla que pertenezca a una casa de software conocida ya que eso representa un signo de garantía o, talvés aquélla que se vende como una plataforma moderna o, aquella herramienta que tiene mayor número de características.

Hasta hace unos pocos años, cuando visitaba algunos usuarios de negocio y conversábamos acerca de BI, automáticamente era relacionado a términos como “OLAP”, “cubos”, “DataMart” o “DataWarehouse”, los cuales corresponden a un conjunto de conceptos, estructuras, modelos, técnicas de modelamiento que junto a tecnología preparada para ésto, permite la explotación de los datos de una manera más rápida comparado con consultas realizadas directamente desde una base de datos transaccional; y estos conceptos son asociados a BI debido a que al permitir las consultas más rápidas, podemos tener un nivel analítico más eficiente gracias a esta tecnología.

Hoy en día, cuando converso con algunos usuarios de negocio acerca de BI, no sólo se refieren a las palabras ya conocidas; sino también incluyen palabras como “in-memory”, “data governance”, “big data”, los cuales responden a un avance en los conceptos y la tecnología (los cuales no ampliaremos en este artículo) que va a ayudar a que nuestras soluciones BI tengan un mayor rendimiento y alcance en la compañía; sin embargo debemos tener claro que no será la herramienta BI escogida la que garantice el éxito de la solución; sino que como todo en este mundo, la combinación adecuada de todos los elementos involucrados (capital humano + tecnología + otros elementos) definirá el éxito de la solución BI, teniendo en cuenta que en este caso, el éxito no corresponde a la totalidad de la analítica sino a un alto porcentaje logrado de análisis que realmente contribuya a la toma de decisiones.

Nos podemos dar cuenta que hay diferentes puntos de discusión referente a BI, por lo cual, los invito a darnos sus respectivas opiniones acerca de lo descrito.

Author

admin

AllEscort
chatea con un asesor